miércoles, 13 de mayo de 2009

Funciones básicas de un reloj

La más importante y esencial de las funciones de un reloj común es proporcionar la hora actual, que debe ser la misma para todas las personas que viven en la misma zona horaria. Por convenio, el día se divide en veinticuatro horas. Existen dos modos de leer la hora actual:


RELOJ ANIMADO:
1º: Por 24 horas, es decir, desde las 0:00 horas (12 de la noche en el otro empleo horario) hasta las 23:59 horas. Aquí, cuando pasa el minuto de las 12:59 del día, continúa a las 13:00 horas en lugar de ir a la 1 de la tarde o P.M. Este empleo horario considera el día como una unidad completa de tiempo. Es el más elegante pero menos comprensible para la mayoría.
2º: El empleo horario más utilizado considera el día dividido en dos partes iguales de 12 horas cada una. Es menos elegante que el de 24 horas pero más comprensible para la mayoría de las personas:
Desde las 12 de la noche hasta las 11:59 de la mañana: A.M. (ante meridiem, antes del mediodía).
P.M. (post meridiem, después del mediodía) desde las 12 del mediodía hasta las 11:59 de la noche.


Cada hora comprende sesenta minutos y cada minuto comprende sesenta segundos. El segundo es la unidad básica de tiempo y se mide igual en todo el mundo, es decir, no existen diferentes unidades de tiempo en diversas regiones. Un reloj normal marca siempre la hora y los minutos, en algunos casos los segundos.
Los relojes despertadores incorporan, muchos de ellos, un sintonizador de radio y permite escuchar la radio y marcar el tiempo, asimismo hay diferentes tipos de alarma. Los relojes que están en espacios abiertos, suelen marcar el tiempo y muchos de ellos también marcan la temperatura ambiente. Los relojes de campanarios o torres tienen diferentes melodías para marcar las horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada